domingo, 5 de junio de 2011

Arrullo a la divina Infantita (Virgen María Niña)

Eres niña inmaculada, del Señor obra maestra,  Pues la fuerza de su diestra quedó en tu ser demostrada, y porque fuiste formada sin la culpa original.

Eres Reina Universal y de mi vida pastora, Inmaculada Señora, líbranos de todo mal.

A ti me acojo, porque se que me amas, porque de ti los beneficios brotan, Porque velas por mí, Porque la llamas de tu gran caridad, nunca se agotan.

 Aquí en tu corazón, Niña María, vengo confiado a remediar mis males, y a buscar la segura medicina que en el encuentran siempre los mortales.

Dígnate Madre amada, hacerme fuerte, que me venza a mí mismo y sea sumiso, y asísteme en el trance de la muerte para volar contigo al paraíso, y pues nos proteges tanto Como verdadera Madre Bendícenos desde el Cielo y haz que nos Bendiga el Padre, Él Hijo y el Espíritu Santo.
Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada